lunes, 24 de marzo de 2014

Receta del día: Cheesecake con fresas

Con toda la primavera por delante, os proponemos un postre muy primaveral: cheesecake con fresas de manos de Mama expatriada. ¡Delicioso!

Ingredientes: 

Para el bizcocho:
- 45 grs Maizena
- 150 grs Azúcar
- 125 ml de Leche
- 125 ml  de Crema para batir sin azúcar
- 500 grs. de queso mascarpone
- 3 huevos enteros
- La ralladura de un limón
- Media varilla de vainilla o una cucharadita de esencia de vainilla.

Para la base:
- 80 grs de mantequilla
- 1 paquete de galletas tipo María o de las que llaman “digestivas”, depende del sabor que quieras. (Unos 250 grs)

Para la cubierta:
- 250 grs de fresas frescas
-100 ml de agua
-150 grs de azúcar (o más dependiendo de lo dulce que quieras las fresas)
- Medio limón
- 1 hoja de gelatina roja



Elaboración:

Para la base:
Lo primero es engrasar un molde para bizcocho de los que son fáciles de desmoldar, es decir de los que se abren por un costado. Precalentar el horno a 175 ºC. Yo uso horno eléctrico y lo pongo en la función que tiene el dibujo del ventilador sin las líneas superior e inferior para que la cocción sea uniforme y no se dore de más. Con estos pasos dados, triturar las galletas, lo puedes hacer a mano o con licuadora, pero no deben quedar totalmente pulverizadas, tampoco en trozos muy grandes. Las galletas trituradas se mezclan con la mantequilla derretida y se compactan en la base del molde. Se mete al horno a 175ºC por 5 ó 7 minutos. 

Para el bizcocho:
En lo que metes la base al horno aprovecha para mezclar los ingredientes de la torta. Personalmente prefiero usar batidora eléctrica, pero también se puede usar la licuadora o la Thermomix. Se mezclan los ingredientes en dos partes, primero se baten por 3 minutos a velocidad media los huevos, azúcar y los líquidos menos el mascarpone. Incorpora el resto de los ingredientes uno a uno batiendo a velocidad media por 2 minutos. Ojo: añade la ralladura de limón y la vainilla de últimos, batir a velocidad media por unos 30 segundos y listo.

Verter la mezcla sobre la base de la galleta (ya sacada del horno) y hornear a 175ºC durante 40 a 50 min, dependiendo de tu horno. Para saber que está lista, el tope debe estar dorado y los bordes se ven parecidos a los de la tortilla española, meter un palillo o varilla de pastelería en la torta, si se ve prácticamente seco y la masa de la torta está firme, entonces está lista. Sacar del horno y dejar enfriar unos 10 minutos antes de abrir el molde. Yo recomiendo no desmoldar completamente hasta el día siguiente (dejarle sólo la base donde están las galletas) para evitar el riesgo de que se quiebre nuestra base. Una vez fría la tarta cubrir con la gelatina de fresas en almíbar (frías), cubrir con una capa de plástico y llevar a la nevera hasta el día siguiente o refrigerar unas 8 horas.

Para la cubierta:
Se mezclan el agua y el azúcar en una olla y se cocinan hasta que esté la mezcla esté densa, pero sin querer llegar a caramelo. Unos 5 minutos a fuego medio deben bastar. Se retira del fuego, se agregan las fresas previamente lavadas y cortadas en lajas, el limón, se mueve un poco y se dejan ahí por 5 minutos. Para detener la cocción completa de las fresas, retirarlas del almíbar y disolver en el almíbar la hoja de gelatina. Decorar la torta con las fresas, verter un poco del almíbar “gelatinoso” ya frío sobre la torta, dejar reposar unos 10 minutos, cubrir con una capa de plástico y llevar a la nevera hasta el día siguiente o refrigerar unas 8 horas.

¡Buen provecho!