viernes, 26 de marzo de 2010

Un conejo gigante para celebrar la Pascua


Para celebrar la Pascua, el sudafricano Harry Johnson, que ya tiene el título de escultor más rápido del mundo, ha decidido intentar batir otro record confeccionando un conejo de chocolate gigante… 3 toneladas, 4 metros de altura en sólo 3 días de trabajo.

El conejo de chocolate está expuesto dentro de una estructura de plexiglás equipada de un sistema de enfriamiento que permite conservar una temperatura de 18 grados.

Para confeccionar este delicioso conejo, se organizó un verdadero trabajo en cadena: Los asistentes de Harry Johnson tenían que fabricar ladrillos de chocolate de 6,5 kilos, calentarlos para ensamblarlas. Luego, llegaba Harry Johnson para empezar el trabajo de escultura. Mientras estaba esculpiendo, trozos de chocolate caían y sus asistentes los recuperaban para fundirlos y así reutilizarlos.

La obra de chocolate será saboreada por 250 niños desfavorecidos durante la Pascua.