jueves, 19 de septiembre de 2013

Receta del día: Tarta Guinness chocolate

Como una pinta de cerveza Guinness, con su espumita y todo, así es la tarta Guiness chocolate de Las piruletas son rojas y Retro Cake. ¡Ideal para los amantes de la cerveza! :)

Ingredientes: 

Para la masa:
- 250 ml cerveza Guinness
- 250 g mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 80 g cacao en polvo sin azúcar
- 400 g azúcar
- 2 huevos
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- 280 g harina
- 2 cucharaditas de bicarbonato
- 1/2 cucharadita de levadura química en polvo (tipo Royal)
- 140 ml leche
- 1 cucharada de vinagre

Para la crema de queso
- 50 g mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 300 g azúcar glass
- 125 g crema de queso (tipo Philadelphia)


Elaboración:

Para la masa:
Precalentamos el horno a 180 ºC. Ponemos la leche con el vinagre para hacer el buttermilk y reservamos, con 5-10min bastará para que se haga. En una cazuela, ponemos la cerveza al fuego y añadimos la mantequilla, removemos con una cuchara de madera hasta que se funda la mantequilla y quede bien mezclada con la cerveza. Retiramos del fuego y cuando esté templada añadimos el cacao y el azúcar, lo mezclamos con unas varillas hasta que quede todo perfectamente integrado. En un bol aparte mezclamos los huevos, la esencia de vainilla y el buttermilk (que hemos preparado antes), lo batimos a mano con unas varillas y, a continuación, la añadimos a la mezcla anterior de cerveza y chocolate. Tamizamos la harina junto con el bicarbonato y la levadura y la ponemos en el bol de la batidora. Poco a poco iremos añadiendo la mezcla líquida batiendo a velocidad lenta hasta que queden todos los ingredientes incorporados y quede una masa homogénea.
Echamos la masa en un molde previamente enharinado y horneamos unos 45 minutos o hasta que el palillo salga limpio. Lo dejaremos enfriar primero en el molde y luego lo pasaremos a una rejilla para que termine de enfriarse evitando condensaciones.

Para la crema de queso:
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integren bien y se blanquee la mezcla. Añadimos la crema de queso y batimos a velocidad baja hasta que quede bien incorporada, resultando una crema ligera y suave.