viernes, 13 de septiembre de 2013

Receta del día: Tarta de queso y calabaza con salsa de caramelo a la naranja

Para celebrar que ya se acerca el finde, os proponemos esta espectacular receta : tarta de queso y calabaza con salsa de caramelo a la naranja de La manzana dulce de Eva.¡Alucinante! :9


Ingredientes:

Para la base:
- 200 gr. de galletas trituradas (como las Digestive)
- 55 gr. de mantequilla fundida
- 1 cucharada de cacao en polvo (Valor sin azúcar)
- 1 cucharada de azúcar glasé

Para el relleno:
- 620 gr. de queso crema ( yo use una tarrina de mascarpone y otra de Philadelphia)
- 200 gr. de azúcar
- 55 gr. de azúcar moreno
- 2 huevos grandes (120 gr.)
- 15 ml. de extracto de vainilla líquida
- 410 gr. de puré de calabaza
- 150 gr. de leche evaporada
- 10 gr. de maicena
- 1/8 de cucharadita pequeña de sal fina
 - Especias:
              - 1 cucharadita pequeña de canela molida
              - 1/2 cucharadita pequeña de pimienta de Jamaica
              - 1/4 cucharadita pequeña de jengibre molido
              - 1/8-1/4 cucharadita pequeña de nuez moscada (Ojo! no pasarse)
              - Una pizca de clavo molido (Opcional)

Para la salsa de caramelo:
- 80 gr. de azúcar
- 110 ml. de nata 35% M.G.
- 5 ml. de miel
- 45 gr. de mantequilla
- Ralladura de 1 naranja


Elaboración:

La base: 
Forrar la base de un molde desmoldable de 21 cm. aproximadamente (si el molde fuera mayor la tarta saldría más bajita) con papel de hornear, engrasarlo y enharinar ligeramente las paredes del molde.Triturar las galletas (con un batidor o como en mi caso a mano con un mortero). Añadir la cucharada de azúcar en polvo, el cacao y la mantequilla derretida (en el microondas). Mezclar hasta formar una masa homogénea (que no quede muy húmeda). Forrar el fondo del molde con la masa (con ayuda de una cuchara) y reservar en el frigorífico mientras preparamos el resto de la tarta.

El relleno:
En un bol poner el queso y los azúcares (blanco y moreno), batir con un batidor de varillas hasta reblandecer el queso. Añadir los huevos, de uno en uno (esto es, no añadir el segundo huevo hasta que se haya integrado el primero).  IMPORTANTE: No batir en exceso la masa para que no coja aire y no se contraiga o agriete al hornearse. Añadir el resto de ingredientes de uno en uno: la vainilla líquida, el puré de calabaza, la leche evaporada, todo despacio y sin batir en exceso. Por último, incorporar la maicena y las especias (canela, pimienta de Jamaica, jengibre, nuez moscada, clavo) y la sal. Vertemos la mezcla sobre la base que teníamos reservada en el frigorífico. Hornear en el horno precalentado 1 hora (o 1 hora y cuarto, depende del horno) a 145ºC al baño María. IMPORTANTE: asegurarse bien que el agua del baño maría este casi hirviendo antes de meter al horno con el molde de la tarta dentro y que no entre agua en el molde. Tenemos que ver desde fuera (no abrir la puerta del horno) que tiene un aspecto cuajado. Dejar reposar dentro del horno hasta que este esté totalmente frío. Retirar y meter en el frigorífico, mejor de un día para otro (así gana en sabor).

Salsa de caramelo y naranja:
Calentar en el fuego un cazo con el azúcar y unas gotas de limón. Preparar un caramelo hasta que tenga un tono dorado (Ojo, que no se ponga negro que se amarga y se puede quemar). IMPORTANTE: no introducir ningún elemento (como cucharas) para no enfriarlo repentinamente y que se formen cristales. Retirar el cazo con el caramelo del fuego y añadir la nata. IMPORTANTE: calentar la nata en el microondas antes de echarla sobre el caramelo, así el caramelo saltará menos.El caramelo estará a mucha temperatura haciendo que queden partes sólidas cuando agregues la nata (se formarán pegotes) y se producirán muchas burbujas. Añadir la miel (opcional), la mantequilla y la ralladura de naranja. Volver a poner el cazo al fuego y remover con un cuchara de madera hasta que se fundan todos los ingredientes y el caramelo se forme como una salsa. La salsa de caramelo no debe ser demasiado espesa, ya que al enfriarse gana consistencia. Si no podéis deshacer todos los cristales podéis pasarla por un tamiz o colador. Dejar templar


Nota:

Para el relleno, además de que el agua del baño Mária este ya caliente antes de meter al horno (y lo recalco para que os quede muy claro. Otro consejo que os recomiendo es poner un paño de cocina dentro del molde con agua (sumergido en el agua). Esto lo leí hace tiempo que lo hacen los americanos para elaborar sus tartas de queso. El motivo es para que el molde permanezca fijo y no se mueva con la acción del agua al hervir. Es algo opcional no necesario. Ya que si el molde esta tan lleno no se moverá.

Para la salsa de caramelo, Verterla  templada sobre la tarta o en el momento de servirla. Ojo, si hacéis el caramelo con antelación podéis calentarlo (al fuego en un cazo o microondas) para aligerarlo, así os facilitará el chorrearlo sobre la tarta. No recomiendo echar el caramelo sobre toda la tarta ya que cuando se enfríe el caramelo se pondrá muy solido haciendo muy difícil el cortar la tarta.