miércoles, 25 de junio de 2014

Básicos de repostería: caramelo de mantequilla salada

Hoy vamos a hablar e un básico de repostería, especialmente de la Francia bretona. Este caramelo de mantequilla salada de Gastronomía y Cía, es parecido al toffee pero con un punto salado característico e inconfundible. ¡Una delicia!


Ingredientes:

- 160 gramos de azúcar
- 60 gramos de mantequilla salada (a falta de una buena mantequilla bretona, utiliza mantequilla de calidad sin sal y añade flor de sal, 1’5 o 2 gramos)
- 115 gramos de nata o crema de leche


Elaboración:

Pon el azúcar en un cazo a fuego medio y haz un caramelo oscuro. Cuando la totalidad del azúcar se haya fundido retira el cazo del fuego e incorpora la mantequilla troceada (y la sal si la mantequilla no es salada), mezcla bien.

Para que la nata se integre mejor al caramelo y evitar que se hagan grumos, tenla a temperatura ambiente o tibia. Incorpora la nata a la preparación anterior poco a poco, a la vez que vas batiendo con una espátula para que se integre.

Una vez obtenida la salsa de caramelo de mantequilla salada, pásala a un tarro de cristal y déjala enfriar antes de tapar, espesará cuando se enfríe. Con estas cantidades obtendrás unos 300 gramos de salsa, puedes conservarla en el tarro cerrado para su posterior uso y servirla fría o caliente.


Nota:

Si deseas el caramelo de mantequilla más denso para utilizarlo como relleno, reduce la cantidad de nata o aumenta la cantidad de azúcar, y si lo quieres más líquido, añade un poco más de nata o sencillamente caliéntalo antes de servirlo.