martes, 13 de mayo de 2014

Receta del día: Helado de fresas con queso light

Como ya el calorcito empieza a pegar, ¿qué mejor opción que un helado de fresas y queso fresco light a manos de Amantes de la cocina ?¡Fresquito, rico y ligero! :9

Ingredientes:

- 300 gr. de fresas frescas
- 300 gr. de queso fresco con 0% de grasas (usamos el de Mercadona)
- 100 gr. de azúcar
- 1 sobre de azúcar de vainilla o 1 cucharadita de esencia o extracto de vainilla
- 2 cucharadas de crème fraîche o nata fresca
- 2 láminas de gelatina sin sabor


Elaboración:

Introduce el recipiente interno de la heladora en el congelador 24 horas antes de preparar el helado. Lava y limpia las fresas.En una licuadora, tritura las fresas junto con el azúcar, el azúcar de vainilla o la esencia de vainilla, el queso fresco y la nata fresca hasta obtener una masa homogénea y brillante.

En un recipiente pequeño coloca la gelatina en láminas y la cubres con agua a temperatura ambiente. Cuando la gelatina esté blanda, llévala a una ollita y la disuelves en cuatro cucharadas de agua caliente. Cuida que la gelatina no hierva. Agrega un poco de la crema de fresas a la gelatina aún caliente para ir temperando la mezcla. Ahora mezcla todo muy bien y lo llevas al frigorífico por 60 minutos para que se enfríe y espese un poco.

Pasados los 60 minutos, prepara la heladora montando el recipiente interno previamente enfriado en el congelador y el aspa. Ponla en marcha y mientras está andando vierte cuidadosamente la mezcla por el vocal de la heladora. Deja que la máquina haga su trabajo. Retira el helado de la heladora en aproximadamente 40-45 minutos o cuando veas que la mezcla está bien espesa. Pasa el helado a un recipiente hermético y llévalo a la congeladora por un rato más para que endurezca un poco.

Esperamos que lo disfrutes tanto como nosotros.