miércoles, 6 de noviembre de 2013

Receta del día: Mantequilla de nueces

Para los amantes de los frutos secos, os vamos a proponer una fórmula para tomarlos también como crema o mantequilla untable. Hoy vamos a explicar cómo hacer la mantequilla de nueces de Gastronomía y Cía, que se puede comer tal cual como usarla en otras recetas más elaboradas. ¡Casera y deliciosa!


Ingredientes:

- 200 gramos de nueces peladas (se puede hacer con pacanas)
- una pizca de sal
- una pizca de canela o extracto de vainilla.


Elaboración:

Para hacer la mantequilla de nueces puedes utilizar la Thermomix u otro procesador de alimentos similar, como el accesorio de una buena batidora.

En primer lugar debes tostar las nueces, puedes hacerlo en una sartén amplia, en la que quepan todas las nueces en una capa, o en el horno. Tomando la primera opción, pon la sartén a temperatura media-baja y tuesta las nueces hasta que percibas el aroma a tostado del fruto seco, moviéndolas asiduamente.

Cuando las nueces estén tostadas, pásalas directamente al recipiente de la batidora, primero pícalas unos segundos a máxima potencia, añade la pizca de sal y la vainilla o canela (lo que más te guste) y después procede a obtener la pasta oleaginosa triturando a media potencia (en Thermomix a vel. 5).

Al principio tardarán muy poco en irse a las paredes del recipiente, baja las nueces picadas con una espátula hacia las cuchillas, y vuelve a triturar. Este procedimiento deberá realizarse durante 12 o 15 minutos, y cada vez que sea necesario habrá que parar, bajar la pasta de nueces y volver a batir.

Poco a poco el fruto seco estará más pastoso, hasta estar cremoso, la trituración prolongada ha provocado que las células de la semilla expulsen su aceite. El resultado es una mantequilla o crema de nueces de una densidad bastante líquida, aunque cogerá más cuerpo cuando se enfríe.

Pásala a un tarro con tapa hermética, pero no la tapes hasta que se enfríe. Resérvala en el frigorífico. Nuestra recomendación es hacer poca cantidad para que no dure mucho tiempo, los frutos secos van perdiendo propiedades y debido a su contenido en grasas, tienen tendencia a enranciarse. Merece la pena elaborar más a menudo la crema de nueces y disfrutarla con sus mejores cualidades.