martes, 12 de noviembre de 2013

Merengue: qué es y cómo hacerlo

Hoy haremos hincapié en otro básico de la repostería: el Merengue . Con múltiples usos: deliciosos solo, como cobertura de tartas o bien como parte de otras cremas. Gracias a la cuidada descripción de Cómo Hacer Para, aquí tenéis las receta y todos los trucos para que os salga ¡un merengue perfecto!

El merengue es un postre, ligero, suave y produce en los paladares de quienes lo prueban una sensación difícil de describir. Los ingredientes del merengue son muy económicos y se encuentran en todo hogar.

Elaborar merengues es sencillo, el secreto radica en el horneado del mismo. Necesitan un gran tiempo de cocción a temperatura muy baja, para que se sequen muy bien y no se aplasten.

Ingredientes:

- 4 claras.
- 1 pizca de sal fina.
- 250 gramos de azúcar molida.
- 1 cucharadita de esencia de vainilla


Elaboración:

En un bol colocar las claras y batirlas con la sal hasta que esté bien consistente y que con un tenedor se puedan formar picos que no se desarmen. Añadir el azúcar en forma de lluvia mientras se revuelve con movimientos lentos y envolventes. Incorporar luego la esencia de vainilla.

Colocar el merengue dentro de una boquilla  de boca ancha y formar copos sobre una placa previamente enmantecada y enharinada y espolvorear con un poquito de azúcar. Llevar a horno moderado-suave por espacio de 60 minutos. Una vez bien sequitos retirar del horno.

Se pueden comer solos o rellenos con dulce de leche o crema batida.


Nota:

Si no se posee manga, se puede hacer con una cuchara grande o una chica, de acuerdo al tamaño que se desea. Se toma un poco e merengue con la cuchara y se coloca sobre la placa de horno.

Como toda repostería, el merengue tiene algunos secretitos  que nos ayudan a que salgan perfectos:

- Las claras deben estar completamente limpias, es decir, sin una pizca de yema y a temperatura ambiente, nunca utilizar claras de huevos recién sacados de la heladera.
- Para que el azúcar esté bien seca, conviene tamizarla varias veces antes de usarla.
- La sal nos permite lograr unas claras más firmes.
- La temperatura del horno debe ser mínima, para que se sequen por dentro sin que se quemen por fuera.
- No abrir nunca el horno antes de los primeros 30 minutos.
- Si el día es muy húmedo, el tiempo de cocción deberá ser más prolongado para que se sequen bien y no queden gomosos o chiclosos.
- Para obtener unos ricos merengues con un toque de sabor, se le puede agregar a las claras batidas cáscara de limón o naranja rallada, una pizca de café o chocolate, aromatizante de almendras, coco, etc.