jueves, 28 de noviembre de 2013

Carbayones: Qué son y cómo hacerlos

Hoy vamos a hablar de un dulce típico de Ovido (Asturias): los carbayones, de mano de Cocinando con CatMan, que nos explica un poco su origen. ¡Espero que os guste! :)

El término carbayón es el aumentativo de carbayu, o lo que viene siendo Roble en bable. El sobrenombre de carbayones a los ovetenses se debe a un gran roble que crecía en la ciudad cerca del teatro Campoamor del que hoy queda un placa en el suelo, pero al parecer era tan grande y bello, que ha dejado esa huella.

Ingredientes:

- 1 plancha de hojaldre
- 125 gr de almendra molida
- 15 gr de cholate en polvo
- 1 huevo entero y 4 yemas
- 125 gr de azúcar para el relleno
- 125 gr de azúcar glas
- ralladura de 1 limón
- un chorrito de vino dulce


Elaboración:

Extiende la masa de hojaldre y forma círculos con un cortador, forra con ellos un molde para hacer magdalenas y reserva. Precalentar el horno a 180º.

Mezclamos la almendra con el huevo entero y 2 yemas, añadimos el azúcar, el vino dulce, el cacao y la ralladura de un limón. Llenamos los moldes de las magdalenas hasta arriba y horneamos entre 15 y 20 minutos hasta que estén dorados. Sacamos del horno, dejamos templar, desmoldamos y reservamos.

Mientras se enfrían preparamos el baño de yema, hacemos un almíbar con 4 cucharadas de azúcar y 6 de agua y dejamos que rompa a hervir, esperamos unos minutos (5) y retiramos del fuego. En un recipiente a parte batimos las 2 yemas restantes y le vamos incorporando poco a poco el almíbar sin dejar de batir. Luego llevamos la mezcla al fuego, muy suave, y no dejamos de remover hasta que espese, dejamos enfriar.

Acto seguido, pintamos los pasteles con yema, nos ayudamos de una brocha y hacemos una capa espesa y dejamos enfriar del todo. Y para acabar, preparamos una glasa muy suave con el azúcar glas y agua, podremos poca cantidad de agua al principio ( un par de cucharadas) e iremos añadiendo poco a poco hasta conseguir la consistencia que nos interesa. Glaseamos los pastelitos y dejamos que endurezca. Nos es que estén buenos, no, es que son sublimes.