miércoles, 3 de abril de 2013

Receta del día: Tarta de queso y violetas

Para hoy tenemos una propuesta deliciosa y original, realizada a partir de unos caramelos típicos de Madrid hecho de esencia de violeta. Ahora las violetas ya no solo serán flores de vuestro jardín sino un componente más de vuestra dulce cocina. Los caramelos se venden por Huertas pero creo que también los podéis encontrar en internet , para los que vivís fuera de Madrid. La receta en concreto es la tarta de queso y violetas de Señor Señor. ¡Sorprendente! :)



Ingredientes:

Para la base de galleta:
- 12 galletas digestive
- 75 gramos de mantequilla
- 1 cucharada de esencia de vainilla

Para la crema de queso:
- 500 ml de nata para montar
- 1 tarrina de queso philadelphia
- 5 hojas de gelatina
- 200 gramos de caramelos de violeta
- 125 ml de leche

Para la gelatina de violeta:
- 150 ml de agua
- 125 gramos de caramelos de violeta
- 2 hojas de gelatina


Elaboración:

Para la base de galleta:
Comenzamos poniendo las galletas y triturandolas, si no tenéis este vaso lo podéis hacer colocandolas dentro de un paño limpio y aplastandolas con la ayuda de un rodillo. Trituramos. Derretimos la mantequilla en el microondas y la mezclamos con las galletas junto con una cucharada de esencia de vainilla. Colocamos en el molde. Aplastamos muy bien, yo he usado un aplastados de carne que tengo. Introducimos al frigorífico durante unos 40-50 minutos.

Para la crema de queso:
Comenzamos moliendo los caramelos, yo he usado un molinillo que tiene mi madre del año de la tos pero que para estos casos viene de lujo. Una vez molidos tienen que quedar como polvo de caramelo. Ponemos en remojo las 5 hojas de gelatina, en agua fría durante 4 minutos. Ponemos a fuego lento la leche y el queso philadelphia para que se funda. Removemos bien con una varilla para evitar grumos.Escurrimos las hojas de gelatina y las incorporamos a la leche caliente. Damos unas vueltas para ayudar a que se disuelvan. Retiramos del fuego y reservamos. Montamos la nata. La nata debe de estar fría y el recipiente igual. Yo lo mojo un poco por fuera con agua y lo meto al congelador 15 minutos antes. He montado la nata con unas varillas eléctricas porque a mano es un poco pesado. Una vez montado agregamos la mitad del polvo de violetas y seguimos montando otros 30 segundos más. Mezclamos la nata montada con la leche y el queso philadelphia con cuidado de que no se baje la nata mucho. La colocamos encima de las galletas que hemos sacado del frigo y lo vertemos. Introducimos a la nevera durante unas 3-4 horas para que se cuaje.

Para la gelatina de violetas:
Ponemos el agua en un cazo en el fuego y agregamos el polvo de violeta restante y 3 hojas de gelatinas previamente hidratadas. Como veis tenéis que remover bien con una varilla para que no se formen grumos. Que color tiene ya! Sacamos de la nevera el queso que ya debe de estar cuajado y vertemos por encima la gelatina. Dejad que se enfríe un poco antes de verterla porque podemos estropear el postre si lo vertemos muy caliente. Lo metemos a la nevera otras 1- 1,5 horas y listo!