miércoles, 9 de julio de 2014

Receta del día: Tarta de higos y requesón

Otra de las delicias que se pueden paladear en verano son los higos. Para los amantes de esta fruta tan singular os proponemos esta tarta de higos y requesón de manos de Gastronomía y Cía. ¡Está de muerte!

Ingredientes (para un molde de 24-28cm.):

Para la masa quebrada:
- 200 gramos de harina
- 100 gramos de mantequilla
- 1 huevo, 10 gramos de azúcar
- una pizca de sal

Para el relleno:
- 480 gramos de requesón
- 2 huevos (L)
- 100 gramos de azúcar
- una pizca de sal
- piel rallada de 1/2 limón
- 40 gramos aprox. de almendras laminadas
- 10 higos, 3 cucharadas de miel


Elaboración:

En primer lugar prepara la masa quebrada (ver cómo hacerla) con tiempo suficiente para el reposo antes de extenderla (basta una media hora. Extiende la masa entre dos hojas de teflón, silicona o papel vegetal hasta alcanzar el diámetro de la tarta. Unta el molde con un poco de mantequilla antes de pasar la masa, y para hacer esto fácil, enróllala en una de las hojas o sobre el rodillo (si al amasarla ha quedado muy blanda, vuelve a dejarla unos minutos en el frigorífico para que se endurezca un poco y que no se rompa), no hace falta enrollarla completamente, lo justo para poder levantar la masa y posarla sobre el molde, desenrolla y acomoda bien la masa. Reserva en el frigorífico mientras haces el relleno.

Pon en un cuenco el requesón, los huevos ligeramente batidos, el azúcar, la pizca de sal y la piel de limón. Tritura hasta obtener una crema fina y homogénea. Retira la masa del frigorífico, vierte la crema de requesón y vuelve a reservar en el frigorífico una media hora.

Precalienta el horno a 200º C con calor arriba y abajo. Lava bien los higos y córtales el pedúnculo, después córtalos en cuartos. Retira de nuevo el molde del frigorífico, cubre el requesón con la almendra laminada y a continuación coloca los higos. Hornea la tarta de higos durante 20-23 minutos aproximadamente, hasta que veas que el borde de la masa está ligeramente dorado, entonces retira el molde del horno y vierte la miel a hilo por toda la superficie. Deja entibiar la tarta y retírala del molde para dejarla enfriar completamente sobre una rejilla.

La tarta de higos con requesón lo tiene todo en cuanto a texturas, crujiente, cremoso, tierno… sírvela a temperatura ambiente sin ningún otro acompañamiento para degustarla plenamente, es una verdadera delicia. ¡Buen provecho!