lunes, 7 de julio de 2014

Receta del día: Helado de mango casero

¿Os apecete un heladito de postre? Hoy os proponemos este delicioso helado de mango casero de manos de Postres Originales. ¡Saludable y super refrescante! :)

Ingredientes (para 900ml aprox):

- 375 gramos de yogur griego desnatado edulcorado
- 200 gramos yogur natural edulcorado
- 45 gramos de pasta concentrada de mango
- 1 lima
- 20 gramos de azúcar invertido
- Unas hojas de menta


Elaboración:

Lo primero que tenemos que hacer es introducir en el congelador como mínimo unas 24 horas antes el vaso o recipiente de la heladora para que cuando lo usemos esté congelado.Los ingredientes que vamos a usar para hacer el helado deben estar como mínimo en el frigorífico unas 4 horas antes.Si no tenemos azúcar invertido la tendremos que hacer con una antelación de 24 horas. 

Una vez que lo tengamos todo listo pondremos en un bol los yogures, el azúcar invertido y lo mezclaremos. A continuación, añadiremos a la mezcla el zumo de lima que habremos colado previamente, y seguiremos mezclando.Después, nos queda por añadir la pasta concentrada de mango y seguir mezclando hasta que consigamos una mezlca uniforme. Por último, añadiremos las hojas de menta muy bien picadas. Cuando ya lo tengamos listo ponemos en marcha la heladora, y cuando las aspas empiecen a dar vueltas, verteremos la mezcla por el bocal y la dejaremos funcionar durante unos 40 minutos.
Una vez que tengamos la mezcla del helado veremos que estará cremosa pero no totalmente congelada. La pasaremos a un recipiente con tapa y la dejaremos en el congelador hasta que tenga la textura deseada. Aunque también se puede tomar recién hecho, porque su sabor es delicioso.
A la hora de presentar yo he utilizado una tulipa y la he acompañado con hojas de chocolate. Para manipularlo lo deberéis tener fuera del congelador aproximadamente 15 minutos.


Nota:

Si lo hacéis con yogures enteros, en lugar de desnatados, la textura será más cremosa porque a medida que utilicemos un yogur con menos grasa la textura será menos cremosa. Pero yo quería hacerlo lo más saludable posible y no me ha decepcionado en absoluto.

Mango natural: Yo esta vez he utilizado pasta concentrada de mango (el bote de 100 gramos me costó 5,00 €) porque quería probar qué tal era su sabor y además hacerlo muy rápido porque no tenía que preocuparme de si el mango estaba muy maduro ;) Pero si tú lo quieres hacer con un mango natural necesitarás uno grande muy maduro (aproximadamente 300 gramos). Si vais a utilizar esta opción pela el mango y corta la pulpa en dados, desechando el hueso central. Mezcla la pulpa con las hojas de menta picadas, el zumo de lima colado, el azúcar invertido y el yogurt. Tritura en un vaso americano o en una batidora hasta que quede una crema muy fina. Una vez que la tengas ya sólo queda pasar la mezcla a la heladora.

Este helado a la hora de servirlo puedes añadirle una pizca de ron o de licor de coco.

Si no tenemos heladera, una vez que tengamos la mezcla la pondremos en una bandeja metálica hasta que la crema empiece a congelarse. Cuando haya pasado una hora vuelve a batir la mezcla con las varillas y vuelve a congelar. Repite el proceso dos veces, hasta que quede un helado suave y cremoso. Guarda en congelador hasta el momento de servir.