viernes, 11 de julio de 2014

La pectina: qué es y para qué se usa


La pectina es una fibra natural que se encuentra en las paredes de las células vegetales y alcanza una gran concentración en las pieles ciertas frutas como la manzana o el limón. Es muy soluble en agua y se une con el azúcar y los ácidos de la fruta para formar un gel.

La pectina tiene diferentes usos en el campo de la repostería, ya sea como espesante natural en mermeladas y compotas o para la producción de caramelos.

Su presencia en los alimentos revierte en múltiples beneficios para la salud. Se valora como complemento dietético por ser una fibra soluble. Es un hidrato de carbono que no absorbe el intestino, y como ya hemos visto, es soluble en agua y forma un gel que además de aumentar el volumen de las heces, atrapa otras sustancias a nivel intestinal retrasando la absorción de algunos nutrientes.

Estas propiedades hacen que sea un componente ideal en la dieta de personas con diversas patologías, problemas del tracto intestinal, diabetes (por la ralentización de la absorción de azúcares y evitar hiperglucemias), colesterol y las enfermedades derivadas, etc.  Además, se le han atribuido ciertos efectos beneficiosos para la prevención del cáncer, sobre todo colorrectal. Recientemente un equipo de investigadores halló en estudios de laboratorio que ciertos componentes de la pectina se unen y, quizás, inhiben una proteína que facilitaría la diseminación del cáncer en el organismo. Al parecer, ciertos azúcares en la pectina se unen a la galectina 3, una proteína sobre la superficie de las células tumorales que favorece el crecimiento celular y se disemina en el organismo.

Para contribuir a una alimentación rica a la vez que saludable, Caramelos y chocolates , disponen de su línea de caramelos con pectina. ¡Bocados de sabor y salud!

Fuente: Gastronomía y Cía
            Wikipedia