lunes, 14 de julio de 2014

Receta del día: Sorbete de sandía y melocotón

Empezamos la semana con un sorbete bien fresquito y ligero de manos de Cocinar Light : Sorbete de sandía y melocotón ¡Qué aproveche!

Ingredientes:

- 400 gr de sandía congelada (y ¡sin pepitas!)
- 2 melocotones bien maduros
- medio vaso de agua
- rodajas de pepino (para decoración)


Elaboración:

Con thermomix o licuadora:
Introducimos la sandía y el agua en el vaso y batimos durante 20 segundos a velocidad máxima. Si la textura queda demasiado granulado se puede volver a batir hasta obtener una textura de nieve. Repartimos la cantidad en vasos (y mejor si son transparentes para obtener el máximo efecto visual).
Lavamos y pelamos los melocotones (¡recordemos quitar el hueso!) e introducimos en el vaso y batimos durante 5 segundos a velocidad máxima. Esta vez sí nos interesa que el melocotón quede algo granulado para que contraste con la textura de la sandía. Lo mismo, distribuimos la cantidad en los vasos con una capa más fina que la sandía. El contraste es espléndido.
Y para finalizar, cortamos unas rodajas muy finas de pepino y les hacemos un corte radial hasta la mitad (o sea una rodaja con un corte hasta el centro del pepino) para que quede colgando de la copa como hemos hecho con nuestra foto del sorbete de sandía y melocotón.

Elaboración tradicional (con batidora):
Lavamos y pelamos los melocotones (¡y les quitamos el hueso!). Batimos los melocotones durante 30 segundos para que quede una textura algo granulada. Guardamos aparte.
Cogemos los trozos de sandía congelada y los ponemos dentro de una bolsa de plástico y la envolvemos en un trapo de cocina. Damos unos cuantos golpes en el suelo (no apto para cenas tardías, ¡pobres vecinos!) y enseguida la sandía se desintegrará en trozos más pequeños. Para poder obtener la textura de nieve, podemos pasarle la batidora añadiéndole medio vaso de agua (esto ayudará para que no se rompa la batidora). Dividimos la cantidad en vasos (si son transparentes mejor porque el contraste óptico con el melocotón quedará espectacular).
Añadimos el granulado de los melocotones en los vasos de la sandía en una capa más fina que la sandía.
Y finalmente, cortamos un par de rodajas muy finos de pepino y les hacemos un pequeño corte radial hasta el centro del pepino para que quede suspendido del vaso