viernes, 11 de abril de 2014

Marketing: El mejor formato para tu caramelo publicitario


A la hora de escoger el caramelo que a va a representar a nuestra empresa hay varios factores decisivos a tener en cuenta. En anteriores entradas hicimos hincapié en el sabor y composición del caramelo. Sin embargo para que la publicidad sea efectiva es muy importante que el caramelo vaya siempre acompañado del logotipo de nuestra empresa.

Muchas empresas cometen el error de poner caramelos a granel, o con la marca del fabricante, sin su logotipo, lo cual pierde parte del vínculo que se crea con la empresa y el efecto de marketing se diluye. Porque lo más importante, es que el logotipo, que representa a la esencia de la empresa, se vea, una y otra vez, que esté presente en la memoria. Que si cogen unos caramelos y los echan al bolso, cuando se los tomen, vean el logotipo y se vuelvan a acordar de nuestras empresa, junto con el dulce sabor, al degustar el caramelo.

Teniendo en cuenta este punto, el formato del caramelo ideal será el que nos ofrezca una mayor superficie de impresión.

En el caso del caramelo envuelto individualmente, el formato de elección es el flowpack. Ya que independientemente de la forma del caramelo ofrece una amplia superficie plana y fácilmente legible.



                                                                                                                                         



En contraposición al envoltorio que se adapta al a forma del caramelo (tipo "chupa chups") que adopta formas curvas, con multitud de pliegues, lo cual reduce considerablemente la superficie legible para estampar nuestro logotipo.


En el caso de packs de pequeños caramelos de varios sabores, hay varias opciones que satisfacen las exigencias de marketing: bolsas, cajitas, latas,... Una amplia variedad de opciones, tamaños y formas que se adaptan al gusto y exigencia de cada empresa. Todas ellas ofreciendo la máxima superficie imprimible para dejar el sello indeleble de nuestra empresa.